lunes, 17 de abril de 2017

Trabajos de primavera

Aparte de los trasplantes, hay otros trabajos en primavera que son muy entretenidos y que pueden dar muchas alegrías.
Yo tengo pocos árboles pero en esta época hay momentos en que parece que no llegas.
He conseguido hacer todo lo que me he propuesto, salvo una pequeña cosa, que dejaré para el año que viene, pero que no tiene la menor importancia.


He trasplantado mis dos árboles "grandes", el tejo y el sylvestris. Aparte de plantarlos en su posición e ir limpiando algo las raíces, se ve el estado en el que están y se colocan en una maceta de cultivo, pero ya más ligera y acorde a sus tamaños.


A ambos les queda mucho camino por recorrer, tanto en las raíces como en el verde, incluso en las maderas en el caso del tejo. Pequeños pasos muy necesarios. Aquí el tejo en una maceta más manejable.





Lamento no tener las fotos del antes y después, ni grandes evoluciones.Ni siquiera documento todos los trabajos. Como digo se trata de mostrar las actividades típicas de final de invierno , principios de primavera, no hay nada espectacular pero si mucho trabajo e ilusión por el futuro.


También trasplantamos mi arce multitronco, estaba en el mismo sustrato desde 2014. Las raíces iban muy bien, pero me temo que conseguir un buen nebari de los típicos japoneses en esta especie me va a llevar muuuchos años. Igualmente, me encanta este árbol, espero conseguirlo algún día.



Hice también un acodo en un manzano que tenía un arranque realmente malo ( bueno, todo él era malo, pero a base de trabajos como este se puede conseguir algo curioso. Se puede ver lo difícil que era la base de árbol, y alguna fotillo del proceso de acodo





Finalmente tapé con musgo de fibra larga, y a esperar al año que viene.


También acodo, en este caso separación de uno que hice el año pasado. Se trata de un palmatum mame. Sacó suficientes raíces y por todos los sitios, creo que con la maceta y trabajos adecuados puede quedar un mini bonsái de lo más cuco :)





No tengo fotos del árbol plantado. Se enterró más de cuenta para permitir el desarrollo de las raíces, y la maceta tampoco es la adecuada, pero este es un paso que siempre hace ilusión. Nace un nuevo arbolito.


Otra de las cosas que he practicado han sido los injertos. Algunos ya vi que no iban a prosperar y con el paso de los días se confirmaba. Otros ahí siguen, y ya veremos si agarran bien. Como todo en este mundillo, cuestión de paciencia...






En este caso son de un burge que tenía olvidado, al que metí un hachazo el año pasado porque no había por donde cogerlo. Estoy trabajando la base en colador y le he practicado tres autoinjertos, en laterales y trasera. No tienen mala pinta, ya veremos. No ha sido el único al que he hecho injertos, pero si del único que hice fotos.


Y así van pasando los días. Ahora observando los crecimientos, sobre todo de los trasplantados, y disfrutando de la primavera. Iré colgando evoluciones de todo en breve. Un abrazo a todos!




lunes, 13 de marzo de 2017

Cambio de zapatos pino blanco japonés

Aunque ya lo he compartido en Facebook, me apetecí hacer una entrada en el blog para tener "registrado" el momento.
Era un día de clase especial ya que me apetecía mucho este trasplante. Había comprado la maceta en navidad, de hecho fue el regalo que me hizo mi mujer por papá Noel. Es una maceta de Watanabe Kazuhiro ( Ikkou ). Unas líneas muy sencillas y un color arcilla anaranjado que le va muy bien a los pinos.


Yo había dejado el árbol un par de diás sin regar, para cuando llegara el dia del trasplante se puediera hacer cómodamente, pero al sacarlo quizá vimos que me pasé un poco, ya que estaba muy seco. Todavía estoy mosca y espero que no se haya resentido, y que salga adelante.


En el trasplante no se le quitó mucho cepellón, aunque si lo suficiente para pasarlo de una maceta rectangular a redonda.


Cómo ha cambiado el árbol, ahora tiene mucho más protagonismo. La maceta le acompaña y le complementa, pero la atención es para el árbol, como creo que debe ser.


Al sacarlo el cepellón estaba lleno de micorrizas, y estaba también bastante compactado pero yo creo que en buen estado.


Tras colocarlo y sujetarlo bien a la maceta, palillear y un buen riego pàra asegurarnos que queda bien empapado. Habrá que vigilar el riego. A pesar de ser un pino blanco y no necesitar mucho agua, se trata de un shohin con un sustrato muy drenante, por lo que hay que regar " con interés".


Algunas fotillos:






El antes y el después:








A ver cómo evoluciona y si tiene un buen año de cultivo, le alambraremos y colocaremos completo el verde el año que viene. Otro reto y otro momento esperado para este pequeño gran árbol



miércoles, 15 de febrero de 2017

Experimentos...

Aunque voy teniendo cada vez mejores árboles, siempre dejo algún plantón o experimento conmigo, de esos que sabes que no llegarán a ningún lado pero que te da pena deshacerte de ellos.


En este caso son dos plantones de palmatum, sacados de un palmatum grande que tiene mi padre plantado en el jardín.
Todos los años, cuando caen las semillas del árbol, éstas germinan en el suelo y yo con cuidado arranco esos plantoncitos que suelen tener apenas un par de hojas. La mayoría no los cojo, por lo que acaban muriendo, pero alguno recolecto para regalar a amigos o para plantar en alguna macetita.


Estos dos llevan ya varios años conmigo. No les hago mucho caso, por no decir nada. El año pasado los planté en colador y los aboné mucho, y este año he decidido experimentar con ellos a ver si va saliendo algo.


La idea era lo visto en muchos sitios y ya alñgo conocido. Colocar una superficie plana bajo el árbol para que las raíces salgan planas y engorde antes el nebari.


En este caso se me ocurrió usar las tapas de botes de conserva o tomate frito de cristal. Una serie de agujeros con el taladro...



Limpiar bien las raíces y corregir alguna demasiado gruesa o que salga mal dirigida



 Y colocar tornillo para que se ajuste lo máximo posible al nebari. En este caso, como no tengo mucha práctica, y no es que sea especialmente manitas, el tornillo atravesó el tronco por un lado, pero bueno, ya estaba hecho y había que seguir. Ya veremos que sale de eso :)







Por los otros agujeros aprovecho para meter alambre que hará dos cosas: servirá de anclaje a la maceta/colador, y también apretará parte de las raíces de manera que las obligue a tomar una dirección más o menos elegida




Corté por encima del brote ya establecido que luego será la continuación del árbol. En realidad corté un poco más arriba por si retiraba savia




Por último plantar. En este caso un cribado de 50% akadama y 50% pomice de grano medio.
Como el colador tiene agujeros por todos lados, lo anclé a los laterales que me era más cómodo.
Algo de musgo sfagno en la superficie, mucho riego, y a la estantería.


Con el otro hice lo mismo, pero por no coger otro colador ( que son grandes y derrocho sustrato a lo tonto ) se me ocur´rió coger un cacharrito que usaban mis hijos de pequeños del Ikea. Estaba hecho un asco, pero resultó ser de plástico muy manejable y muy fácil de taladradar. Feo también como los coladores, pero al menos más pequeño :)
Le hice también agujeros por los laterales, ya que estaba...




Y el proceso con este segundo plantón , el mismo. La única novedad es que en el colador el año pasado cogí unos plantoncitos muy jóvenes, y en esta ocasión los aproveché para atarlos a la base del platón "adulto". No se si agarrarán o no, pero este plantón no tenía brotación muy cercana a las raíces, y de esta forma si se juntaban podía aprovecharlos.
                                                











Una cosita más...Ahora a continuar con los trasplantes que me quedan. Ya parece que por aquí va mejorando el tiempo...







miércoles, 8 de febrero de 2017

Taller de maderas con Juan Escohotado

Este sábado hemos disfrutado de una nueva jornada de bonsái.
En este caso era un taller para trabajar maderas. La razón de unir todos los trabajos de madera en un día es cuestión práctica: se pone todo perdido :)


Como siempre, es un gusto ver trabajar a Juan. Trabajar maderas es algo complejo. Si te pasas con la poda, pinzado y otras técnicas, puede ser malo o irreversible en ocasiones. En el caso de trabajos con la dremel o amoladoras, si te pasas el resultado puede ser catastrófico. Requiere destreza y seguridad en el manejo de estos aparatos.


Aunque cogemos estas máquinas nosotros, ( es la única forma de aprender ), lo hacemos bajo la supervisión del maestro. Yo he de reconocer que me gusta mucho el trabajo de maderas en los bonsáis, pero me siento más cómodo con herramientas manuales que con las máquinas.

Llevé mi tejo a este taller, había que refinar muchas maderas, reducir, eliminar...








A pesar de no haber tocado máquina importante ( repasé un poco al final con un cepillo en la dremel ), se me fue un poco la mano mordiendo la madera con herramienta manual. En ese tramo lo que haré será añadir un "postizo" de madera vieja cortada del mismo tejo. Lo probamos y la verdad es que encaja muy bien. Me llevé serrín en una bolsita para mezclarlo con cola blanca y que luego se note lo menos posible. Ya pondré en otra entrada como queda el postizo, y en ese momento aplicaré a la madera vieja endurecedor de madera y líquido de jin.

Este es el trocito que usaré de "falso jin"



En el taller estuvieron también Arturo con una sabina muy prometedora, y Miguel con su prunus que va a ser un buen ejemplar en muy poco tiempo.






La maquinita del chorro de agua es una gozada para limpiar las maderas





Finalmente Juan decidió aligerar más la madera de mi tejo, y darle más matices que hicieran al árbol más ligero, dentro de que tiene una base ancha y mucha madera muerta. Optó por abrir un agujero con la makita en la parte frontal, aprovechando una hendidura natural





Mi árbol ya va cogiendo forma. Este año además lo cambiaré a una maceta más pequeña, aprovecharé para limpiar un poco el cepellón , al que le queda algo de barro todavía, y será también un año importante para ir controlando el verde, y pinzando de la derecha para que vaya desarrollando más por el lado opuesto. Así quedó de momento:


Ahora, y con su permiso previo, cuelgo una fotos que puede dar idea de lo que maneja Juan en su jardín.


Su rincón de tejos ( aunque tiene más en otra zona ), impresionantes.




Su rincón de shohines, que él sabe que es mi favorito. 25 o 30 árboles en un pequeño espacio con su pequeño estanque, entre los que puedo perderme durante horas. Siempre procuro salir a verlos, incluso cuando ya ha caído la noche, y siempre encuentro detalles nuevos. Son piezas de una calidad muy alta. Con poder disfrutarlos a menudo cuando voy a su estudio, para mi ya es mucho.





En esta época del año casi todo el protagonismo se lo llevaba otro pequeñín. No es para menos:






Tiene muchos otros árboles impresionantes, pero bueno, esto es una pequeña muestra. Me he dejado los pinos y las sabinas, pero es que eso daría para una o varias entradas por separado.


Un gusto estos talleres, pasas el día en buena compañía, aprendes un huevo, y encima te vas con un árbol mucho mejor que cuando llegaste


Ahora llega una época de movimiento y trabajos varios ( sobre todo trasplantes, separación de acodos...) que iré poniendo poco a poco